EL SECTOR SALUD DEBE SER REPENSADO Y EL DESIGN THINKING ES LA HERRAMIENTA PARA LOGRARLO

El Design Thinking se ha venido entendiendo como la metodología que permite innovar y crear productos y servicios centrados en el usuario, que viene impactando diferentes industrias como la hotelera, la banca, la automotriz y donde el sector salud puede ser uno de los más beneficiados al tener que enfrentarse día a día con cientos de clientes, tanto internos como externos, con procesos y servicios que pueden ser y requieren ser cambiados para mejorar la experiencia de todos los actores participantes.

Según Tim Brown, director de IDEO, una de las firmas que ha contribuido en la popularización de la metodología, “el Design Thinking es el enfoque de innovación centrado en el ser humano que se nutre de un kit de herramientas provenientes del diseñado para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología y los requisitos para el éxito empresarial”, donde la empatía con el usuario, el prototipado temprano de soluciones y el aprendizaje a partir de la implementación son los ejes fundamentales del éxito de esta metodología.

Este acercamiento les ha permitido a entidades como el centro de innovación de la Clínica Mayo, la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia, entre muchas otras instituciones, innovar en procesos y servicios de manera exitosa y eficiente involucrando a sus pacientes y colaboradores en el diseño de soluciones, donde todos se convierten en diseñadores en potencia. Uno de los ejemplos es el caso del centro de innovación de la Clínica Mayo donde el diseñador de los escáneres de MRI y CT, Doug Deitz, estaba orgulloso de su trabajo hasta que se dio cuenta de que muchos pacientes pediátricos asustados por el proceso al que debían ser sometidos, no podían ser escaneados sin ser sedados. Esto lo horrorizó y lo obligó a re-imaginar la experiencia de los niños, utilizando principios de diseño con los cuales transformó el conjunto de CT / MRI en un paisaje imaginario que representa un campamento, el espacio exterior o el océano, reduciendo el estrés y la necesidad de sedar a los pacientes. Este tipo de soluciones son más efectivas para los pacientes y reducen costos, al final, tanto pacientes, como médicos e instituciones se benefician con este proceso.

Algunas ventajas del uso del Design Thinking en el sector salud:

-Mejora la Interacción con los pacientes. A partir de la empatía y la observación activa del usuario, se logra comprender mucho más sus miedos, barreras y apreciaciones, y le permite al personal médico cambiar la forma de interactuar con el paciente y ser mucho más efectivo en su comunicación e interacción.

-Permite establecer procesos y soluciones mucho más claras y efectivas. Normalmente los procesos y servicios son diseñados solo por un actor del proceso. A través de esta metodología que invita a la co-creación interdisciplinaria, el diseño de soluciones y procesos son enriquecidos por la variedad de puntos de vista y las soluciones tienen una más alta propensión a ser adoptados por los usuarios, quienes son incluidos dentro de la co-creación.

-La solución más efectiva, no necesariamente es la más elaborada o costosa. La innovación no necesariamente implica la creación de soluciones radicalmente diferentes, soluciones tan sencillas como determinar que el médico a cargo de urgencias durante un caótico episodio debía usar un chaleco amarillo que lo hiciera visible e identificable, puede ser la solución más efectiva, como lo descubrió el equipo con el que la doctora Amitha Kalaichandran, residente pediátrica y epidemióloga en Toronto, que después de una sesión de co-creación entre enfermeros, médicos, administrativos y diseñadores en el departamento de urgencias, llegaron a esa conclusión.

Así como el Design Thinking es utilizado con éxito en el sector salud, esta metodología permite ser llevada a cualquier industria de forma rápida y sencilla para mejorar procesos y crear productos. Es por eso que EL TIEMPO trae para ti su Curso de Design Thinking donde aprenderás y aplicaras los conocimientos básicos para convertirte en el profesional que participe en la transformación de cualquier empresa.

Kristina Acevedo, gerente de innovación de EL TIEMPO Casa Editorial, realizadora de cine y televisión, y especialista en creación multimedia y gerencia de proyectos, será quien te ayudará a través de ejercicios prácticos y ejemplos tomados de la vida real a llevar de la forma más fácil y rápida la innovación a tu empresa.

Conoce el curso de Design Thinking AQUÍ. Los cupos son limitados.