Sociólogos, antropólogos y diseñadores: Claves para innovar en cualquier sector

Para los consumidores de hoy es evidente que los mercados están cambiando de manera acelerada y disruptiva; lo vemos en la forma que se consumen hoy los servicios, en la cantidad de nuevos productos y servicios que salen al mercado cada semana, y lo más tangible es el cambio de nuestras expectativas como consumidores: esperamos que los productos que adquirimos solucionen nuestras necesidades puntuales y los que no lo hacen, pierden importancia, lo que genera una alta competencia por la atención de los consumidores y clientes.

En este panorama, las habilidades desarrolladas por estos profesionales como lo la empatía, la observación y el análisis de comportamiento, resultan útiles dentro de metodologías de innovación como Design Thinking; que se usa para generar productos innovadores y diferenciales que solucionan las necesidades de los consumidores a partir de un proceso de observación y análisis de data.

Esta metodología, centrada en el usuario, que aplica el uso de la psicología del comportamiento con el fin de crear nuevos modelos de servicios y negocios, al tiempo que resuelve problemas detectando y aprovechando las motivaciones de los usuarios al observar su entorno; logra identificar y generar una amplia gama de oportunidades para nuevos o mejoras en servicios y productos. Es por eso, que grandes compañías como IBM o IDEO, que se han especializado en generación de nuevos modelos de negocio en diferentes sectores, integran dentro de sus equipos de trabajo antropólogos, sociólogos y diseñadores con conocimiento práctico en la aplicación de Design Thinking como apoyo en el proceso de formulación de hipótesis, prototipos, pruebas y análisis de data para crear nuevas oportunidades y determinar, no solo la relevancia de las soluciones propuestas, sino los siguientes pasos a seguir. Esta es una tendencia en la estructuración de equipos de innovación y desarrollo de producto que siguen empresas internacionales como nacionales tanto de consultoría como aquellas que apuestan por una estrategia de innovación propia.

Como metodología, el Design Thinking consta de 5 etapas:

1. Empatizar: Es la etapa que se concentra en entender al usuario, la lógica que aplica en sus elecciones, lo que le parece importante o no, sus pensamientos y acciones, a través de la observación.  Aquí es donde estos profesionales de las ciencias sociales y humanas toman gran relevancia.

2. Definir:  Después de toda la observación realizada y la captura de información que se da en la etapa anterior, es necesario darle sentido a través de la detención del problema o necesidad a resolver. La elección o definición del problema correcto hará la diferencia al momento de plantear la solución adecuada.

3. Idear: Una vez se ha elegido la necesidad o problema, se exponen todas las posibles soluciones que podrían resolver dicha necesidad. Para esta fase, existe una amplia variedad de herramientas como: lluvias de ideas, mapas mentales, lluvia de preguntas, entre otras.

4. Prototipar: De todas las soluciones planteadas se deben elegir las que han de convertirse en prototipos para ser probados con los usuarios. estos prototipos van desde los de baja fidelidad (en papel, cartón, entre otros materiales) hasta los más elaborados de alta fidelidad que se asemejan al producto final.

5. Testear: en esta etapa la teoría pasa a la práctica, y es donde se evalua en el uso o no de la solución por parte de los usuarios, quienes por medio de la interacción con la solución determinaran la adopción de la misma.

Esta metodología es un proceso iterativo, lo que significa que, si en el testeo se detectan oportunidades de mejora, la solución deberá volverse a prototipar con los cambios observados en la fase testeo y presentarle los cambios nuevamente a los usuarios.  En principio, el Design Thinking resulta fácil de entender, sin embargo, es la práctica lo que permitirá encontrar las soluciones novedosas a productos y servicios.  Es por eso que Cursos EL TIEMPO trae, para todos aquellos que quieran aprender desde la práctica, el Curso taller de Design Thinking donde se aprenderá lo necesario para aplicar la metodología y detectar nuevas soluciones y oportunidades de negocio.

 

Las inscripciones están abiertas aquí, los cupos son limitados.