Reduzca costos probando sus productos y servicios antes de lanzarlos al mercado

Para algunas empresas, la forma de mitigar el riesgo de salida al mercado para nuevos productos o servicios es colocar las variables del negocio y el mercado en el Excel y determinar, a punta de cálculos, qué variables pueden fallar o no, sin afectar el modelo del negocio general. Si bien esta tarea es vigente y necesaria, no permite absorber el riesgo de adherencia que pueda tener un producto o no, en los clientes y el mercado una vez se lance.

Para ello, el mundo del diseño nos propone usar el prototipado como la técnica que permite aclarar las ideas sobre el producto o servicio, obtener retroalimentación de los futuros clientes, afinar los flujos de funcionamiento, y ajustar y mejorar el producto antes de un gran lanzamiento o antes de generar modificaciones a líneas de producción existentes.

El prototipado por definición es la forma de materializar las ideas antes del desarrollo final del producto, para que sea probado en diferentes ámbitos y permita obtener información valiosa sobre el uso, el diseño, las expectativas de clientes y en general, aprender cómo será percibido el servicio/producto por quienes serán los usuarios. Con esto, se aumentan las probabilidades de que el mercado lo acepte, ya que cuando lo lance, sabrá de antemano qué piensan sus clientes potenciales y habrá tenido oportunidad de mejorar antes de producir en masa.

Se recomienda prototipar en todas las fases del modelado del negocio, desde que surge la idea hasta el momento antes de la producción en masa para el mercado. En las primeras fases, puede ser que el prototipo sea un concepto que presente a sus clientes en una presentación de diapositivas o incluso, puede llegar a simular calculadoras a través de una macro en Excel; lo importante es que tenga identificado, de manera preliminar, el segmento de clientes y escoja algunos de ellos para presentarles la idea y recibir retroalimentación. El objetivo principal del prototipado es escuchar y aprender del cliente para indagar sobre el concepto y cómo este soluciona las necesidades por las cuales se compraría el producto/servicio. Con esta retroalimentación, podrá estar seguro de que lo que valora el cliente del servicio, no es necesariamente lo que se pensaba al idearlo; y esto, es la base del prototipado: aterrizar su servicio/producto.

Si bien prototipar es un proceso que puede realizar cualquier rol de producto y negocio que en la compañía se encargue de la creación de nuevas oportunidades, sin importar la profesión; se requiere de un proceso claro y acotado para garantizar que se obtendrá la información básica para tomar decisiones sobre el producto y garantizar que los métodos escogidos para prototipar permitan validar e invalidar las hipótesis generadas alrededor del nuevo producto. Por esa razón, la Casa Editorial EL TIEMPO te ofrece su curso Desarrollo y prueba de producto – Prototipado, que, por medio de charlas teóricas, estudios de caso y talleres prácticos, aprenderás a materializar y poner a prueba tus proyectos antes iniciarlos. El curso es impartido por dos expertas de EL TIEMPO: Kristina Acevedo, Gerente de Innovación Corporativa, y Verónica Tobón, Jefe de Innovación. Ambas cuentan con amplia experiencia en estrategias digitales, creación de productos y modelos de negocio.

 

Las inscripciones están abiertas aquí.