¿Cómo probar si un nuevo producto será exitoso en el mercado?

Para algunas empresas y emprendedores, la forma de mitigar el riesgo de salida al mercado con nuevos productos o servicios es colocar las variables del negocio y el mercado en Excel y determinar, a punta de cálculos, qué variables pueden fallar o no, sin afectar el modelo del negocio general. Si bien esta tarea vigente y necesaria, no permite absorber la demanda y el valor percibido del producto o servicio por los clientes una vez se lance.

Para ello, el mundo del diseño nos propone usar el prototipado como la técnica que permite aclarar las ideas sobre un producto o servicio, obteniendo retroalimentación de los futuros clientes, permitiendo afinar los flujos de funcionamiento, y ajustar y mejorar el producto antes de un gran lanzamiento. El objetivo es obtener información valiosa sobre el uso, el diseño y las expectativas de los clientes para aumentar las probabilidades de éxito en el mercado.

El prototipo puede ser tan sencillo o complicado cómo se desee, por ejemplo, un concepto de negocio que se presenta a algunos clientes en una presentación de diapositivas puede catalogarse como un prototipo; lo importante en este caso será tener identificados de manera preliminar algunos clientes objetivo para las pruebas, contar con claridad de que mediciones se realizarán en las pruebas y en qué casos los resultados serán exitosos o no; sin perder de vista que el objetivo principal es escuchar y aprender del cliente para indagar sobre el concepto, y cómo este soluciona las necesidades por las cuales este compraría el producto o servicio. Con esta retroalimentación podrá estar seguro de que es lo que realmente valora el cliente; que no necesariamente es lo que se pensaba en el momento de la ideación. Lo más importante es aterrizar el servicio/producto.

Parte fundamental del proceso es escuchar las opiniones y percepciones de los clientes, así podrá darse una idea de cómo será probablemente recibido en el mercado tu producto o servicio. A continuación, algunas herramientas con las que podrá prototipar:

1. PowerPoint: Una simple presentación donde explicas a un grupo de clientes el funcionamiento de un producto, servicio o modelo de negocio nuevo, puede bastarte para identificar si es atractivo para el público o no. El objetivo siempre será escuchar al cliente y entender por qué sí lo compraría o no.

2. Lápiz y papel: Dibujos de pantallas en un papel donde se simule el funcionamiento de un sitio web, una app o un proceso pueden ser suficientes para entender si su flujo es intuitivo o adecuado para los usuarios. Lo importante es tener claro antes de comenzar las pruebas que es lo que realmente se quiere probar con los usuarios y si los dibujos permitirán tener resultados concluyentes.

3. Cartón: Realizar simulaciones del funcionamiento de un producto con materiales como el cartón, podría darle insights de las mejoras que se pueden realizar para que el servicio o dispositivo sean más amigables para sus clientes. Por ejemplo, el prototipo de un cajero de servicios de salud en cartón donde se simule el cajero y el proceso de atención.

Luego de revisar estas herramientas, queda claro que realizar pruebas de productos o servicios de forma rápida y económica puede llegar a ser bastante sencillo, lo realmente importante es contar con conocimientos que le permitan tener indicios de cuál es la herramienta indicada y óptima para realizar las pruebas y cómo entender si los resultados son exitosos y concluyentes.

Por esa razón, la Casa Editorial EL TIEMPO ofrece su curso Desarrollo y prueba de producto – Prototipado, que, por medio de charlas teóricas, estudios de caso y talleres prácticos, te enseñarán a materializar y poner a prueba tus proyectos antes de iniciarlos. El curso es impartido por dos expertas de EL TIEMPO: Kristina Acevedo, Gerente de Innovación Corporativa, y Verónica Tobón, Jefe de Innovación. Ambas cuentan con amplia experiencia en estrategias digitales, creación de productos y modelos de negocio.

Las inscripciones están abiertas aquí.