Escribir bien: una necesidad para la excelencia profesional

Escribir bien es una habilidad que todo profesional, en cualquier campo, debería manejar a la perfección. Y es que la buena redacción es una necesidad en el mercado actual, una garantía de la eficiencia y del buen desempeño laboral, un medio para demostrar las cualidades profesionales.

Un mal uso del lenguaje puede devenir en una pérdida de credibilidad, sin importar el nivel de experiencia laboral, los diplomas y las certificaciones con que se cuente. Por ello, al enfrentarse a una página en blanco, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Estructure sus ideas antes de comenzar a redactar el texto. Tenga claro cuál el mensaje que quiere transmitir, y con qué argumentos convencerá a su lector. Siempre es útil comenzar con un párrafo de presentación que contextualice la situación y presente las ideas principales. A continuación, puede dedicar un párrafo al desarrollo de cada una de esas ideas. Por último, conviene cerrar el texto con un párrafo de conclusión, repitiendo su mensaje clave. No olvide que el lector suele recordar el final de los textos antes que los inicios.

2. Utilice ejemplos cotidianos que generen un alto impacto en la recordación de su mensaje clave, pero no abuse de ellos. Uno o dos serán suficientes y efectivos para apelar a la memoria gráfica de sus lectores y aumentar su eficacia persuasiva.

3. Cuide su redacción y aproveche las ventajas que el lenguaje tiene para ofrecerle. Evite utilizar figuras retóricas que caigan en lugares comunes o que puedan confundir al lector, como “tensa calma” o “silencio ensordecedor”. Evite también las redundancias como “salir afuera”, o “subir arriba”, y no abuse del uso de los adjetivos calificativos. Es preferible invertir unos minutos en seleccionar la palabra que exprese su idea de manera idónea, antes que extenderse innecesariamente en una redacción reiterativa.

4. Utilice correctamente los signos de puntuación: el uso de los signos de puntuación evita la ambigüedad, su mal uso puede cambiar el sentido del mensaje. Lo mismo sucede con el uso indebido de las tildes. No es lo mismo tener amplios conocimientos en inglés que tener amplios conocimientos en inglés. No es lo mismo aplicar a una búsqueda de “profesional en economía, inútil presentarse sin referencias” que a una búsqueda de “profesional en economía, inútil, presentarse sin referencias”. ¿No es lo mismo? ¿O no, es lo mismo? Las reglas ortográficas, antes que caprichos gramaticales, son nuestras aliadas a la hora de expresar nuestras ideas, de manera unívoca.

Para ayudar a los profesionales colombianos a comunicarse de manera correcta y eficaz, El Tiempo, una empresa con más de 100 años de experiencia en el uso de la palabra y en las comunicaciones escritas en Colombia, lanza su curso corto de redacción.

Conozca AQUÍ el curso de redacción de EL TIEMPO Casa Editorial.

Se trata de 6 encuentros presenciales dictados por profesionales expertos en escritura, quienes le ayudarán a estructurar textos convincentes y fáciles de leer, le enseñarán trucos propios del periodismo para aumentar el impacto de su redacción, y le recordarán las técnicas del correcto uso del idioma español.

La iniciativa cuenta con el respaldo de la Escuela de Periodismo Multimedia de El Tiempo, consta de clases prácticas basadas en las necesidades de cada profesional, en las que cada alumno tendrá la oportunidad de mejorar su técnica y aprender de sus propios errores.

Acceda a los Cursos Cortos de El Tiempo, inscríbase AQUÍ , y dele un impulso a su carrera profesional.

Las inscripciones están abiertas AQUÍ , los cupos son limitados.